Hablando de libros | Breve manual del perfecto aventurero - Pierre Mac Orlan

miércoles, 26 de julio de 2017



Insólito pedagogo, el autor de este manual (que hizo las delicias de Raymond Queneau) se dirige a los sedentarios, los «compañeros de fatigas», que ansían vivir grandes aventuras sin renunciar a una vida confortable: viajecitos cuidadosamente escogidos, ciudades y cabarets míticos, lecturas raras y esenciales; éstos son los ingredientes que permiten construir el decorado de una novela de aventuras y lanzarse a escribir como quien se hace a la mar, experimentando, eso sí, el riesgo de la cabeza ajena.  


(pseudónimo de Pierre Dumarchey, 1882-1970) fue bohemio y soldado, jugador de rugby y poeta, miembro de la Academia Goncourt y del Colegio de Patafísica; escribió ciento treinta libros y sesenta y cinco canciones, muchas de ellas para Juliette Gréco. El Breve manual del perfecto aventurero apareció por primera vez en 1920.  

Con este pequeño libro, (y nunca mejor dicho dadas sus dimensiones) pude disfrutar muchísimo de una lectura que me llevó a vivir mil aventuras gracias a la pluma del autor. Y aunque el título y la portada pueden dejarte con cara de no saber que vas a encontrarte, creo sin duda alguna, que ambos son más que acertados.

Pierre consiguió que me fundiera en lugares, en ciudades maravillosas y pude darme cuenta de lo que un escritor necesita para poder escribir aventura y no aventuras del tipo simplemente 'La isla del tesoro' sino también aventuras de cualquier tipo, porque sepan que una aventura es cualquier tipo de libro, y la verdad que es que es muy bueno a mí me hizo disfrutar muchísimo, conocí muchísimas cosas aparte de palabras, que para qué mentir, aprendí.

Creo que ha sido uno de los libros más pequeños que leído mi vida si quitamos 'El Principito' y he disfrutado un montón, como si hubiera leído un libro de muchas páginas.

Es cierto que no pude esperar encontrar una historia, pero si una aventura y aunque quede de pesada es lo que hay en cada libro, aventuras de mil tipos. (pese a que algunos se tiraran de los pelos por esto) Pierre nos relata los tipos de aventureros que hay, pasivos y activos, los cuales unos no podrían vivir sin el otro.

Estoy deseando poder leer más libros del autor, porque creo que serían todos grandes lecturas. Si simpleza al escribir este libro consiguió que me enamorara de su pluma, pese a que el libro trata de algo que para puede llamarse "simple". Y hemos de tener en cuenta el factor de la época en la que está escrito y no mirarlo con los ojos del siglo actual.

¿Lo recomiendo? Sin duda, para todo el amante de la literatura, y para quien quiera un libro diferente, corto y entrenido, ya que en un ratito de nada puedes devorarlo.
Lo peor:  Absolutamente nada.
Lo mejor: Las dimensiones del libro y la pluma del pirata, digo autor.