Estoy trasteando con el diseño del blog, así que puedes encontrarte algunos errores ¡Siento las molestias!

Hablando de libros |
Sencilla obsesión - Haimi Snown

jueves, 15 de junio de 2017


Un deseo pensado al ver una estrella fugaz resultará ser el principio del fin de su satisfactoria vida. Jared estaba seguro de haber dejado atrás los más oscuros días de su vida, pero el pasado vuelve para atormentarlo. Íria, su amor de la adolescencia, regresa después de trece años. Y a partir de ahí nada es lo que parece. Él no la quiere cerca. Ella no se deja alejar. Fuerzas más allá de sus deseos parecen mover sus existencias. ¿O acaso los deseos son tan poderosos que se imponen sobre cualquier obstáculo?
Cuando los verdaderos propósitos se ocultan, cuando los pensamientos no llegan a transformarse en palabras, cuando los planes de uno son contrarios a los del otro, empieza la guerra. Dos historias, dos periodos de tiempo, los mismos protagonistas en busca de un final. Un relato de pasión, de orgullo tonto, de miradas inocentes, de amor obsesivo. De querer poseerlo todo sin tener en cuenta que existe el peligro de quedarse sin nada. A veces, lo que está escrito en las estrellas, es simplemente inexorable.
Haimi Snown es el seudónimo de Elena Damayanty Nita Stoian. Nació en el verano de 1977 en las mismas tierras que los vampiros de Bram Stoker, creciendo rodeada de leyendas y supersticiones.
El amor por la literatura lo heredó por parte de su padre, al cual le «robó» la mitad de su biblioteca antes de cumplir los catorce, llegando a leer historias impropias para su edad. Como lectora, pasó por todos los géneros literarios, antes de quedarse con la romántica.
Licenciada en Economía, profesó durante años en el mundo de las cifras mientras usaba cualquier minuto libre para imaginar conversaciones, personajes y escenarios en su mente.
Desde 2006 vive junto a una parte de su familia en España. Amante de la naturaleza, está fascinada con las formas de las nubes, ama el invierno con su nieve y los bizcochos de chocolate. Declara ser adicta a los finales felices y escribe escuchando música a volumen máximo.


Recuerdo que cuando leí este libro por primera vez para la lectura conjunta con más bloggers pensé que iba a ir de otra cosa y la culpa fue juzgar el libro por su portada ¡ERROR! y recuerdo también que me había gustado, pero aún así para esta reseña necesitaba leerlo de nuevo, como dije el otro día no me parece justo hacer una reseña de un recuerdo lejano, porque seguramente se me quedan cosas (si ya me pasa cuando acabo de leerlo...)

Haimi tiene una buena forma de escribir, de esta que engancha y con la historia de amor que hay tras Sencilla obsesión consiguió que yo, una chica que lee poca romántica, disfrutara muchísimo, aunque a decir verdad también odie ciertos momentos, y eso, para mi es lo que hace que un libro sea bueno. Tiene la historia escrita de una forma que atrae, que no aburre y que hace que ames y odies la trama y eso como siempre digo para mi es lo más importante, sentir, sentir y sentir.

Jared e Íria se reencuentran después de trece años, amor, celos, lealtad (falta de esta) hicieron que con cada capítulo necesitara más. Los saltos en el tiempo entre los capítulos son geniales, a mi me encantan, saber las razones de por qué actúan así, conocer cada detalle de el presente y del pasado, es algo que a la autora se le ha dado muy bien. Pero que a mi me ha cansado en el sentido de ver la historia como si algo fuera real, con esto quiero decir que era todo predecible, se reencuentran, se tiran el pasado a las narices echándose en cara todo y más y al final todo es bonito. Y eso es algo que a mi no me gusta para nada y consiguió que mientras iba avanzando en la lectura me enfadara por momentos y odiara a los personajes. (Pero repito que justo esto es lo que busco en un libro)


Citas del libro
Jared: [...] Entonces, en aquellos tiempos, pensaba que no había secretos entre nosotros. Me sentía orgulloso de poder leer cualquier reacción antes de que la tuvieras y yo te lo decía... casi todo. No obstante, nunca te dije que te amaba. [...] creo que fue mejor no haberlo hecho porque hubiese sido mentira.
Las lágrimas empezaron a correr en silencio por las mejillas de Íria. No lo soportó y la abrazo, apresurándose a explicarle.
- Te amaba como a una posesión mia. Te amaba feroz, y creo que no te lo dije porque en el fondo tenía miedo de que fueras a rechazarme. No quería permitirme el riesgo. Eras mía y sólo yo podía decidir cómo, sí, o cuándo iba a acabar. Eso no era amor. Eras una obsesión. Eras mi primera posesicón sobre la cual no tenía control. No me gustaba lo imprevisible de la situación, por eso intenté arreglar lo de la universidad. Y por eso me rompí cuando te perdí. No me lo esperaba. Caí desde tan alto que era inevitable no quebrarme en miles de pedazos. [...]
Íria: "Te amo, Jar. Y me alegro de haber vuelto, porque si no lo huvbiera hecho estaría vagando por todo el mundo intentando encontrar mi momento perfecto y sin conseguirlo. Contigo todo es sencillamente perfecto."


Está claro que la pluma de Haimi Snown cautiva, es maravillosa, no le faltó mucho para que se notaran los trece años de diferencia que había entre los capítulos del pasado y los actuales. Quiero decir que supo moldearlos bien, crearles a todos personalidades apropiadas y describir todo de una forma que iba siendo coherente. (Quisiera contar mil cosas pero odio los spoilers, lo siento)

En definitiva una historia llena de realidad, donde los sueños pueden cumplirse si así lo quieres y donde las estrellas son tan necesarias como pedir un bonito deseo.
Jared es un chico que ha madurado gracias a lo ocurrido con Íria, y ella... A madurado gracias a lo mismo, a sus actos, a todo lo que hizo en el pasado y es por eso que vuelve, para ponerle remedio (y es lo que menos me gustó, lo que termina ocurriendo). ¿Podríamos decir que es esta una de esas historias del famoso hilo rojo?

¿Lo recomiendo? Sí, para los que amen el género e incluso para los que no, porque aunque sea una historia bonita donde el amor es la causa de todo trata mil cosas más y la autora merece la pena.
¿Lo mejor? La pluma de la autora, hace que te enganches y no quieras parar de devorar el libro.
¿Lo peor? Para mi, sin duda alguna, muchas de las cosas predecibles, pero que en ningún momento hacen de la lectura algo desagradable.